Sobre mí







Siempre me gustaba estar en el jardín, desde pequeña disfruté la grandeza de un predio repleto de plantas.


Arbustos, hibiscus, árboles frutales.




Canteros con infinitos colores de verdes, cuidados por las manos de mi abuelo Aloisio de nacionalidad checa.




Bulbos que esperaban la llegada de brisas cálidas para emerger en jacintos, azucenas, narcisos, dalias diversas y tulipanes raros.


Todo era color, fantasía y amor al estar en casa.

La diversión era estar sobre el césped, usando la hamaca y el tobogán de madera. 

Andar en un auto rojo a pedales, era el paseo por los alrededores y parada obligada para que me él me tome fotografías con su cámara negra.


Estuve rodeada de música, discos de pasta, instrumentos de verdad y cantos de pájaros.



                        
                                
                                Esa soy yo sobre el piano de cola

Desde los 4 años pasaba horas en el piano, como correspondía a una niña de aquella época.

Por supuesto colaboraba en pequeñas tareas, como rastrillar, juntar, y conforme fui creciendo en altura, ya podía hacer tareas pesadas.

No era una carga para mí, al contrario. Creo que lo que haces de pequeño te marca para toda la vida. Y en esa época, no teníamos distracciones, ni teléfono, ni muchas salidas, ni nada.




La vida era sencilla, 



abuelos que habían venido de la guerra para buscar nuevos horizontes,

tenían un buen pasar y todo era trabajo, reuniones de música con paisanos y radio de onda corta para escuchar las noticias del otro lado del mundo.




Yo me crié en ese entorno de tranquilidad, armonía y obligaciones.
No soy muy inteligente, lo poco que logré lo hice con sacrificio, tenacidad y perseverancia.




Pasaron los años y decidí seguir los pasos de mi madre Dagmar, quien se desempeño como farmacéutica hasta hace poco tiempo en el mismo lugar que yo heredé.





Luego de recibirme a edad temprana, conseguí un empleo en uno de los pocos laboratorios de homeopatía que tiene nuestro país, y cosmética.

Fui contratada para colaborar en la demostración de presencia de principios activos de las plantas que estaban en composición ínfima dentro de los preparados. Todo ello para cumplimentar las nuevas normas del organismo de control de medicamentos. Me ocupé allí de la manzanilla.




Luego tuve que tomar la decisión sobre si seguía en la industria farmacéutica o tomar la oportunidad, a la vez necesaria de reemplazar a mi madre que estaba en edad de jubilarse.

Después de unos cuantos años, me animé a transitar nuevamente los pasillos de la universidad tal como lo había hecho a los 17, para perfeccionarme en una asignatura pendiente para mí, que era ahondar aún más sobre las plantas y sus usos medicinales.

Agradezco profundamente a la Facultad, por haberme permitido hacer volar mi imaginación con leyendas, estrujar mi cerebro con sus fórmulas, manejar técnicas básicas o sofisticadas cual una chef con su hogar a leña o mesada de mármol, nitrógeno líquido y vapores abrumadores.

Agradezco a mi profesora Alicia (directora de tesis) por su inmenso cariño y dedicación, y a todos los docentes quienes con sus halagos, o sus subidas de tono ayudaron a forjar mi espíritu, a seguir amando mi profesión a pesar de los pesares y así desear volcar mi humilde granito de aporte, para todos aquellos que quieran soñar conmigo.

Debo dar las gracias a mi familia y a mis tres hijos, que soportaron todos los avatares de una mamá que estudiaba y trabajaba.




Hoy sigo desempeñándome en el mostrador de la farmacia desde donde que intento aconsejar y guiar a las personas en sus tratamientos, a no automedicarse, a seguir lo indicado por su médico personal y contarles sobre las terapias alternativas.

Los invito a conocer el blog destinado a la recuperación del conocimiento de la medicina milenaria, el uso de las plantas provistas por la naturaleza para satisfacer las necesidades básicas del hombre antiguo, sus dolencias y problemas de salud, sus experiencias a prueba y error, leyendas y mitos, recorriendo el camino hasta hoy en la búsqueda de pruebas científicas que avalen las creencias transmitidas por generaciones. Su potencial industrial, gastronómico y tecnológico. 

Gracias a vos por haber llegado hasta aquí.



Andy Pindur
Andrea B. Berardi Pindur
Maestría en Plantas Medicinales.
Farmacéutica.
Lic.en Cs.Farmacéuticas MP 11.896 
UNLP- La Plata. Bs. As. Argentina



22 comentarios:

  1. Qué bonito que hayas compartido todo esto con nosotros los lectores y qué afortunados quienes hemos disfrutado de una infancia feliz o al menos hermosamente digna de recordar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tan hermosas palabras, saludos!!

      Eliminar
  2. Precioso el post y las fotos son maravillosas. Me ha encantado!! Muchas gracias por permitirnos conocerte un poco mejor. Un besote, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia, me alegro que te han gustado las imágenes de mi niñez, un beso para vos!!!

      Eliminar
  3. Querida Andreíta,
    Hermoso tu blog y veo que va creciendo día a día....!!! ver estas fotos que compartiste con nosotros nos acerca mas, aun ahora que no estamos compartiendo la mesada del laboratorio o los mates de la tarde...!!
    Feliz Cumpleaños....!!! y que sigas difundiendo los saberes científicos de las plantas medicinales, como lo has hecho con tu tesis.... Un abrazo!!!! amiga!!!!! Alicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que enorme alegría encontrarte aquí mi querida amiga Alicia, es un placer y un honor para mí. Todo lo que soy en el blog, te lo debo a vos, a tu cariño, tu garra, tu fortaleza para acompañarme. No fue fácil, pero lo hicimos juntas, verdad. Ahora sigo con mi humilde aporte, granito de arena en una nube llena de carño, amistad y compañerismo. Acompañada por personas lindas de todo el mundo, a quienes les interesa mucho el mundo del verde. Muchos besos amiga!!!! te quiero mucho.

      Eliminar
  4. He entrado para dejarte un mensaje de felicitación por tu cumple y no he podido resistirme a leer tu historia, tu vida y experiencia. Muy lindo, nostálgico, transparente y sincero. Me ha gustado mucho y agradezco haberte encontrado en la nube. Que pases un buen día !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te agradezco a vos, linda Patricia, me encanta tus ganas de hacer cosas, de crecer en tu blog, de compartir y soy yo la agradecida por comenzar a caminar juntas en la nube.... muchos besos y gracias por tus palabras hermosas!!!!

      Eliminar
  5. Contenta de conocerte Andy. Entré a esta página de casualidad, buscando una flor de la que me mandaron una foto. Comparto el gusto, el interés y la inquietud por las plantas medicinales. Seguro me convertiré en una seguidora de tu blog.
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ana, gracias por tus palabras. Me alegra saber que te guste el blog. Puedes seguirlo anotandote en el margen derecho, la barra lateral donde dice: anotate/recibe novedades y lito. Un placer saludarte!!

      Eliminar
  6. gracias , mi padre y mi madre nos transmitio el valor de las plantas...el tenia tatuado la flor del burucuya y de pequeños ns enseño el significado que tiene sus partes...me siento muy identificada con tu historia , gracias ,por toda esta informacion tan valiosa para estos tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Silvia, tus palabras me conmueven. Gracias por escribir y sí, a veces nos tatuamos y elegimos llevar flores que hacen carne en nuestra piel. Yo también tengo un diseño grabado en el cuerpo. Gracias por apoyar mi trabajo, encantada de conocerte. Abrazo!

      Eliminar
  7. Buscando información sobre unas plantas que tiene un medicamento para la próstata, me encontré con esta bella historia de su vida, las fotos son muy emotivas y evocan gratos recuerdos de una niñes tranquila y con amor en compañía de las plantas.
    Tengo una duda sobre la Larrea divaricata, pues según lo que investigue, esta afecta el hígado. Donde le puedo escribir sobre mi consulta.
    Por cierto, con todo el respeto, se ve muy bella en sus fotos.












    ia de las hermosas plantas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hugo, muchas gracias por tus gentiles palabras. lo que comentas me estimula a seguir trabajando por el blog y por las plantas, además de la gente como vos que gusta de mis notas. Con respecto a esa especie, aún no escrito nada, pero nos mantenemos en contacto, asi te busco alguna info, como cualquier usuario puedes escribir a andreaberardipindur@hotmail.com.ar ;muchas gracias!!

      Eliminar
  8. Hola Colega Andy, Felicitaciones por tu Blog muy buena información y Muy linda tu historia, Me familiarise con su historia, siendo de un poco mas al norte, Santiago del Estero, también soy amante de las plantas y la pasión por la química tambien fue herencia familiar, vengo de una familia de padres Bioquímicos. Me especializé mas en el uso cosmético, así que cualquier información necesaria para tu blog puedo ayudarte, hace poco yo empece a escribir mi blog. Gracias por inspirarme a escribir. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia, que gusto conocerte. Mira desde que me recibí me apasionó el mundo de la elaboración, en especial lo referente a dermatología y cosmética, es una rama que no tiene fin. Me alegra saber que iniciaste tu blog, es tu ventana en la que muestras todo lo que aprendiste y sigues aprendiendo, te va a dar muchas satisfacciones, sobre todo el saber que compartes tu saber, total no nos lo llevamos puesto, es de todos, como las plantas. Te mando un beso amiga.

      Eliminar
  9. Hola Andy, mis origenes siguen en Catamarca, en las montañas del Ambato y el Ancasti...de allí sali hace más de treinta años para recorrer el mundo pero siempre llevo en mi mochila ( alforjas) el conocimiento ancestral de mis abuelos. Me encanto leer sobre tu niñez y de cómo aprendíste sobre los remedios naturales. Los mejores recuerdos de mi niñez son de cuando seguía a mi abuelo paterno a buscar los " yuyos " para curar, solo recuerdo el aroma de las plantas al cortarlas con un cuchillito sin filo, mi abuelo me repetía los nombres en quechua pero ya me los olvidé. Hoy leyendo un articulo sobre el chañar...se me escapó un lagrimón, al parecer " descubrieron " que es el mejor remedio contra la tos y asi buscando información sobre este árbol , flor y fruto que crece por todos lados en Catamarca me encontré con tu blog. Te voy a seguir...porque quiero volver a mi tierra a dedicarme a " curar" con plantas. vivo hace 26 años en Holanda ya es hora de volver a mi tierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que cosas mas hermosas me cuentas. A mi se me erizaron los pelitos con tus palabras. Si Amiga, volvé, volvé pronto y conectate con tu suelo y lleva una tijerita desafilada para sentir nuevamente los aromas....mientras tanto, estoy aquí, muy cerca. Muchos besos!!! Andy Pindur

      Eliminar
  10. Andy que gusto tu blog y tu historia! Yo estoy iniciándome, en 2016 hice un curso con una médica naturista muy mágica, siguiendo esa voz interior y comenzando un camino apasionante que no tiene fin!
    Un abrazo verde desde Mendoza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu hermoso comentario.
      Sigue, estudiando y aprendiendo y divulgando toda la sabiduría que recolectaron nuestros ancestros,
      y que se ha perdido en parte importante.
      Ahora estamos en contacto,
      mucha suerte, ABRAZO
      Andy

      Eliminar
  11. Me ha encantado tu historia. La verdad que cuando te estaba leyendo me hizo pensar lo mucho que amo las plantas. Son mi vida ya que cada día las cuido y me dan alegría. Muchas gracias por aportar tus conocimientos en este blog

    Un saludo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, de eso se trata, de cuidarlas y protegerlas
      volcando todo el amor en cada cosa que hacemos.

      Gracias por tus hermosas palabras querida Maria Jesús,
      me encantó tu página,
      abrazo!!!

      Eliminar