29 ene. 2015

Vivir enamorado, San Valentín todos los días


Amor eterno o pasión efímera
enamoramiento pasajero,
apasionamiento verdadero


a rua escuraaa....o vento friooo
saudade... vaziooo....esa vontade de choraaaarr..

si yo podría olvidarte...olvidaría
como reza un tema cantado por Dolores y más tarde Nana

Mientras tanto me quedo aquí con los brazos abiertos
esperando tu llegada, tu cálido aliento, tu cuerpo ardiendo




Una novela de televisión o sacada de la vida misma.

Historias repetidas de desencantos, 
desilusiones, 
desamor.

Una vida dedicada a la espera,
la esperanza,

un culto a la paciencia,
un negar y cerrar de ojos.



Muchas de estas historias he podido percibir en señoras de su casa, 
señoras muy aseñoradas, 
señoritas inquietas,
muchas casadas, otras en "ni si, ni no"

La gran mayoría de boca amarga como carqueja,
aliento pesado y lengua lasciva,
comisuras de labios caídos, secos y marchitos.
Eso pasa por no enamorarse.



Ah, si un poco de miel
lograría mojar esa piel,
ese toque de durazno,
ese aroma de fruta caliente y dulce.

Estas chicas no necesitan ninguna receta que te voy a mencionar.O quizás sí, lo dejo a tu criterio.



Algunos tips que ayudan a reavivar el fuego, o avivarlo aún más, ahí va:

Ah....¿para qué miércoles me sirven estas hojas y palillos secas?, 
así se puede presentar la ajedrea, en bolsitas de herborístería listas para preparar una buena infusión.

No hay nada mejor que la ajedrea (Satureja montana)
para tratar la frigidez provocada por distintas causas, entre ellas el estrés psíquico o físico, cansancio extremo, desánimo, dietas prolongadas, depresión, etc..


Les vendría bien un tecito preparado como cocimiento de flores y/o hojas de ajedrea, una trozo de corteza de canela y miel para endulzar. 


Tomar sola o lo que es mejor, en pareja e invitar al diálogo.
El aroma de la canela, el vapor del té y la charla frente a la chimenea o jardín de invierno harán el resto.



También podes añadir una pequeña vara de vainilla
y lo que es mejor aún, un chorrito de caña, si caña.
Y si no tenés (comprála)o podés usar licor.

Una barra de chocolate a compartir...

Si eso no funciona, recurrís a la infusión de la reina del deseo sexual, la angélica, "flor de trola" como diríamos acá.

Una mezcla de albahaca, angélica, nuez moscada y canela en infusión suave endulzada a gusto, representa una ayuda maravillosa para períodos con falta de apetito sexual.


Enamorarse, 
            apasionarse, 
                       sino jorobarse.

Nota elaborada con cariño para la gran fiesta bloguera, junto a mis compañer@s de red llevadas de la mano amiga de Reciclando con Erika



No olvides seguir en contacto, espero tu "me gusta" en la fanpage de Plantas A Tu Salud