25 oct. 2014

Mostrador de farmacia 6 (Tos-Catarro)

Tos, resfriado, gripe, todas afecciones que nos molestan, desvelan, irritan y cansan.


Pueden comenzar con un leve dolor de cabeza, sensación de malestar generalizado, incluyendo mal humor, decaimiento y hasta nos pueden dejar de “cama”.
Que hace nuestro paciente, va o manda a alguien a adquirir un sobrecito de granulado para disolver en forma de té caliente.
A veces se suele “zafar con eso” como decimos aquí, y mañana Dios dirá.
Normalmente al día siguiente, los síntomas se mantienen o hasta empeoran, y mandamos a alguien a adquirir un antibiótico, un antigripal, un jarabe, o todo junto.
Al segundo día parece que nos sentimos mejor, lo único que nos queda es un poquito de tos, pero la fiebre, el dolor intenso en la garganta han pasado.

Todo lo hicimos mal desde un comienzo. Si poníamos un poco de empeño, un poco más de paciencia, y otro tanto de esfuerzo, podríamos  haber ido a ver a un médico.

Pero hoy día, creemos que no es necesario. Claro si la televisión nos dice todo lo que tenemos que hacer para curarnos instantáneamente y le hacemos caso.

“Total para qué preguntarle a un profesional, si lo único que hace es sacarnos plata y al final no nos recetó nada más que un analgésico sencillo”.

-(Frase reiterada en el mostrador de una farmacia)-

Sorprendentemente la madre naturaleza nos provee de un botiquín de emergencia, para aliviar los síntomas gripales y afecciones del aparato respiratorio.
 Algunas conocidas, otras no tanto, pero ya apreciadas desde antaño para cada enfermedad.

Usadas en forma de infusión, vahos, cataplasmas.
Algunas de ellas son:




Albahaca (Ocimum basilicum): para cuadros de tos irritativa, posee un aceite esencial antitusivo poderoso además de su propiedad sedante leve, se torna un buen calmante de la tos.

Almendra (Prunus amygdalus): de su variedad amarga (amara) se obtiene un aceite por destilación que a bajas dosis tiene acción expectorante. Hoy día se usa como agente de aroma, pero para uso interno, se prefiere un derivado sintético para evitar toxicidad.

Amapola (Papaver rhoeas): se usan sus pétalos con lo que se prepara una infusión súper liviana, o una fuerte que puede ser agregada a un jarabe y así conservarse administrándose durante una semana.




Bálsamo de tolú: no se trata de una planta en sí, sino un exudado en forma de resina que sale del tronco de Myroxylon balsamum cuando se hace una incisión. Tiene acción positiva sobre bronquitis, tos irritativa, laringitis, faringitis. Normalmente es agregado a jarabes.

Naranjo amargo (Citrus aurantium), sus flores y hojas tiene acción sedante y es ideal para tos nerviosa.



Orégano (Origanum vulgare):De indudable acción antiséptica, especial al preparar un tecito para hacer gargarismos en casos de faringitis.



Éstos son algunos ejemplos de plantas utilizadas para tratar afecciones respiratorias. Y no solamente de infusiones estamos hablando. Existen muchas presentaciones como ser comprimidos, en los que se asocian varios extractos para potenciar la acción farmacológica.

Una combinación interesante sería eucalipto, sauco, malva, pulmonaria y tusílago. Puede elaborarse en forma de mezcla para tisana, jarabe o cápsulas.

Sin lugar a dudas la hiedra (Hedera helix) ha "copado" todas las presentaciones en jarabe que se expenden en Argentina. Casi todos los laboratorios que ya tenían fórmulas para la tos, han incorporado a la línea "hiedra".


...."Entonces ¿donde está el yuyito, señora?".


....Bueno señora, se encuentra en una presentación mas elegante a la hora de tomar el remedio, pero un té siempre es bienvenido.

Una combinación europea que usa la hiedra, la combina con tomillo, anís,regalíz, marrubio, etc.

Catarros

ronquera, 
síntomas gripales, 
tos del fumador, 
han sido tratados tradicionalmente con material proveniente de árboles: yemas de pino, cedro, alcanforero.

Y no olvidemos la ayuda que ofrecen los vahos o vaporizaciones con algunas de las plantas aromáticas mencionadas como eucalipto, tomillo, romero.

La terapia a base de florales también es útil para manejar estos cuadros molestos en las vías respiratorias.

Encontramos una solución en el 

Sistema de flores de Saint Germain.

Allium: además de trabajar sobre el decaimiento, sirve para tratar gripes fuertes.

Amygdalus: como su nombre lo sugiere, para calmar las molestias en la garganta, dificultad respiratoria.

Capim Luz: para bronquitis asmática.

Embaúba, Goiaba, Leucantha, Limón para fluidificar las mucosidades
y Pectus para la opresión en el pecho.

Ellas todas nos limpian de mocos desagradables

(Todas las preparaciones aquí relatadas deben ser prescriptas por su médico, y un seguimiento por parte de su farmacéutico elaborador; la automedicación genera riesgos para su salud, las fórmulas con contenido alcohólico no deben ser usadas por niños menores a 2 años, ni pacientes en tratamiento por deshabituación alcohólica).


Si la nota te ha parecido interesante puedes también seguirme desde facebook en:Plantas Atu Salud

(En la barra lateral derecha, en la parte superior, puedes encontrar todos los enlaces a las redes sociales)